LUCÍA ROLDÁN

SONIDO EN VIVO 

CDAD. DE MENDOZA, MENDOZA

Nació en el invierno del '91, en el corazón del Gran Mendoza. Alejandro y Betty, progenitores, la nombraron Lucía, como la canción de Serrat. Tuvo el tupé de nacer en una familia de puros músicos. Los sábados, aunque ya eran los '90 y su familia ya tenía un equipo Pionner, su padre disfrutaba sacando temas en el piano mientras sonaba el correr de la púa en Bicicleta, Artaud o el Álbum Blanco. Mamó el rock como se mama por hambre y a los 5 años llamaron a un profe pelado, director de orquesta decían, para que le enseñara a tocar el piano. La primera vez que pisó un escenario fue para cantar con la familia una canción Sanmartiniana, a los 6 años. Desde muy pequeña encontró en la casa de la abuela una grabadora de cassette, grababa canciones cantadas, y aunque en su casa había guitarras, batería, armónica y piano, recién a los 11 años y por motus propia agarró una guitarra. Algunas clases de guitarra a esa edad, siempre participó del coro en la escuela y siempre al pie del cañón en cualquier fogón. A los 19 era la voz líder de una banda que empezaba a hacerse conocida y a convocar público. A esa edad también empezó a hacer música callejera , ocupación que sostuvo durante 10 años. Los hijos llegaron más temprano que tarde y hoy Alhue y Emil tienen 7 y 4 años. En el 2018 el viejo caserón de la familia fue vendido , allá cuando el dólar valía 17 pesos, y con ese pedazo de herencia, y sin saber nada sobre sonido, adquirió un pequeño sistema para vivo. Desde entonces se dedica a aprender a usarlo.

Lucy Roldán.jpg