Buscar
  • RMS

Cómo los hombres pueden ser aliados

Últimamente me han hecho MUCHO estas preguntas: Yo, como hombre, ¿Qué puedo hacer para ayudar a las mujeres en el audio? ¿Qué podemos hacer para que el mundo del audio y de la música, que históricamente ha sido dominado por los hombres, sea más inclusivo para las mujeres? ¿Cómo hacemos para incorporar más mujeres en el audio y el área técnica?


La respuesta cortita y al pie es: ¡Contrátalas! Es importante aclarar que estas preguntas vinieron de hombres que realmente quieren ver una industria más inclusiva y equilibrada.


Estas son algunas acciones sencillas que los hombres pueden llevar a cabo para que haya más mujeres dentro del audio, así como en otras áreas de poca presencia femenina o de identidades no binarias.


Trata a las mujeres con las que trabajas, con el mismo respeto con que tratas a los hombres con los que trabajas. Las mujeres no piden un trato especial, sólo quieren ser valoradas como iguales.


Cuando alguien te hace una pregunta que debería ser respondida por una colega, en lugar de responder la pregunta, dile a esa persona que le pregunte directamente a tu compañera.

Ejemplo: Se encuentran la ingeniera de sistemas y tú, técnico de monitores; el jefe de producción local insiste en preguntarte a ti sobre el PA, el rigging o lo que sea. Sólo dile: “Mariana es nuestra sonidista, ella puede responderte eso”.


A todxs nos gusta tener una respuesta inmediatamente después de hacer una pregunta, pero este pequeño detalle de redirigir las preguntas que le corresponde responder a tu compañera hará que todo fluya sin dificultad a lo largo del show.

Aclaración: esto debería ser una práctica generalizada. Siempre deberías redirigir las preguntas que no corresponden a tu área de trabajo, a la persona apropiada.


Por favor dejen de “certificar” nuestra aptitud. A menos que te soliciten una referencia laboral o que quieras recomendar a una mujer que está siendo considerada para un trabajo, las mujeres no necesitamos que nadie le asegure al personal de un determinado lugar o a quien sea que nosotras podemos hacer un trabajo, y que no necesitan preocuparse por el hecho de que somos mujeres. ¿A quién le importa si el staff o quien sea no piense lo mismo? Ella y su trabajo pueden hablar por ella misma.

Ejemplo: Una conversación típica entre un sujeto masculino del staff de la gira y otro del equipo de sonido local: “¿Quién es tu encargado de sonido?”

Compañero de gira: “Susana es nuestra ingeniera de FOH, pero no te preocupes que hará bien su trabajo”, respuesta a la que le sigue una versión abreviada de su currículum.

Susana ya está al mando del show, sus aptitudes no son tema de discusión del staff local.

Cuando quieras entrevistar a una mujer sobre su carrera/trabajo, no malgastes su tiempo haciéndole preguntas como: “¿cómo es ser mujer en un ambiente dominado por varones?” Hazle las mismas preguntas que le harías a un hombre.

En serio, hace 30 años que estoy en esta industria y todavía siguen preguntando ”¿Por qué hay tan pocas mujeres?”, “¿Cómo es trabajar rodeada de hombres?” Las mujeres son (somos) perfectamente capaces de mantener conversaciones técnicas e igualmente competentes para discurrir sobre nuestras habilidades profesionales, experiencia y conocimiento. Estas preguntas no sólo son irrelevantes, son, además, una pérdida de tiempo.


Si presencias algo que incomoda a una mujer, dilo

Las mujeres que aún están construyendo su carrera y reputación en el negocio necesitan del apoyo de otras personas, sobre todo de quienes tienen más experiencia en la industria (sean hombres o mujeres). El miedo a perder el trabajo por hablar de algún asistente, técnico o colega “de manos largas”, muchísimas veces es mayor que su incomodidad. Para las mujeres con las que trabajas sería bueno saber que pueden contar contigo, si en algún momento necesitaran de tu intervención.


Lidera a partir del ejemplo, especialmente si estás en una posición de poder, como manager de una gira o en la producción. Trata a las mujeres de tu equipo con el mismo respeto que a los hombres. Avisa que no tolerarás comportamientos inapropiados.

Las mujeres podemos manejar la “charla de vestuario”, no somos florcitas delicadas, si lo fuésemos habríamos elegido otro tipo de trabajo, pero no estamos aquí para complacerte. Al igual que tú, estamos para hacer nuestro trabajo.


No te sumes a charlas inapropiadas sobre las mujeres de tu equipo y no te quedes callado si presencias algo así.


Si quieres que haya más mujeres en tu lugar de trabajo o gira, contrátalas. ¡Existe esa pequeñita y fascinante herramienta llamada GOOGLE que te ayudará a encontrar cualquier cosa que necesites! Otros fantásticos recursos son las listas o directorios que se pueden encontrar en:

makeiteql.com soundgirls.org y womensaudiomission.org

Las mencionadas hasta aquí son las acciones más básicas que puedes hacer para apoyar a las mujeres.


Ahora, si REALMENTE quieres marcar una diferencia, y ser parte de un cambio más profundo:

Pregúntate a ti mismo cuándo en el pasado tuviste actitudes sexistas o si incluso ahora mismo las sigues teniendo.

¿Alguna vez hiciste gestos cuando el jefe técnico te asignó tres mujeres para hacer un trabajo pesado?  


Revisa tus conceptos y preconceptos sobre las mujeres en esta industria.

Observa con atención tus dobles estándares: ¿Qué cosas está bien que haga un hombre pero no que lo haga una mujer?


¿Por qué tienes estas creencias/ideas?

¿Trabajaste alguna vez con una mujer que no fue buena en un show o que se involucró en una relación personal con alguien en la gira? ¿Por qué llegarías a asumir que todas las mujeres se comportarían de esa manera?

¿Te molestaría que las mujeres asumieran que todos los hombres son sexistas o algo peor? He trabajado con un montón de hombres que no hicieron bien su trabajo, y que intentaban acostarse con toda mujer que anduviera cerca, y sin embargo no se me ocurre pensar que TODOS los hombres hacen mal su trabajo o que sólo están ahí para conseguir una cita.


¿Cuándo fuiste testigo de una situación sexista o de acoso a alguna mujer cerca tuyo, y por temor a ser ridiculizado te quedaste observando en silencio sin decir nada?

¿Qué tan seguido te sumaste a conversaciones dirigidas a las mujeres del equipo, ya sea coqueteando o hablando inapropiadamente de quienes están ahí sólo para hacer su trabajo? ¿Crees que ellas disfrutan tus avances? ¿Realmente crees que esa joven y bonita asistente de escenario disfruta tener la obligación de sonreír educadamente a cada idiota que le coquetea mientras está trabajando? Quizás la joven de márketing se ve tan triste, y no habla con ninguno de ustedes porque está cansada de los constantes avances de sus compañeros de trabajo.

¿Cuántas veces hablaste inapropiadamente sobre las mujeres del equipo a sus espaldas con tus compañeros varones? Mientras que frente a ellas actúas como si fueran tus pares, alguien más del grupo de trabajo. Y, si no hablaste de ellas, ¿cuántas veces guardaste silencio mientas otros sí lo hacían?


¿Cuántas veces al día, fuera del trabajo, tienes comportamientos sexistas?

¿Sabes lo que es el “mansplaining”? Cuando tienes preguntas o necesitas solucionar un problema ¿inconscientemente buscas al “hombre” a cargo? ¿Ignoras a las novias/esposas de tus amigos asumiendo que no están a tu altura? ¿Alguna vez asumiste que una persona no tendría suficientes conocimientos sobre un tema por el simple hecho de ser mujer?


¿Cuántas veces llamaste o te referiste a una mujer como una loca/histérica sólo porque no se conformó con menos de lo que quería o esperaba?

Por ejemplo, una artista que insiste con que las cosas se hagan correctamente, muy probablemente tendrá una reputación de ser “complicada” o exigente, mientras que un artista hombre en la misma situación se consideraría algo normal.


¿Cuántas veces te han pedido recomendaciones de mujeres con las que has trabajado y te han presionado para encontrar “problemas” de comportamiento que ni siquiera existieron?

“Confiesa, ¿se ha acostado con alguien del equipo o de la banda? ¿Durmió con alguien en la gira?” ¿Cuántas veces has hecho ese tipo de preguntas? ¿Cuántas veces te han preguntado lo mismo de algún colega varón?

Al contratar o recomendar a alguien para un trabajo haz un esfuerzo consciente en considerar más que sólo a hombres.

Una vez más, el directorio EQL (*sigla que significa “Listado equitativo”) es un gran recurso para encontrar mujeres calificadas.


Las mujeres han aprendido por necesidad cómo manejarse en una industria como la del audio dominada por hombres. Con respecto al sexismo, la discriminación o el prejuicio con que nos encontramos, no le damos importancia, lo dejamos pasar o lo que es peor, lo aceptamos. Algunas mujeres han elegido enfrentarlo. Otras tienen que lidiar con esta situación con mucha frecuencia, y algunas otras tan pocas veces, que cuando ocurre, las encuentra completamente desprevenidas, lo que no significa que sea menos agotador. Los puntos que he descripto en este blog son sólo algunas sugerencias que puedes hacer para apoyar no sólo a las mujeres que trabajan en el audio, sino a las mujeres en general.


Escrito por Michelle Sabolchick Pettinato: Su amor por la música, la aventura y los viajes llevaron a Michelle a desarrollar una carrera relacionada con el sonido en vivo. Es una de las fundadoras de Soundgirls, y escribe en blogs sobre sus experiencias estando de gira, y lo que se necesita para triunfar en el ámbito del sonido en vivo. Michelle es la Creadora / Dueña de Mixing Music Live (Mezclando Música en Vivo) en donde se publicó esta nota originalmente.


Acerca de Michelle: Michelle ha pasado los últimos 30 años de gira como ingeniera de sonido en vivo (FOH) para un gran número de artistas que incluye a Elvis Costello, Melissa Etheridge, Goo Goo Dolls, Gwen Stefani, Mr. Big, Jewel, Kesha, Indigo Girls, Spin Doctors, y otrxs.

Blog de Michelle


Traducido por Rocío Von Reichenbach

Editado por Bibiana Morán y Natalia Perelman

189 vistas
 

Contacto

Seguir

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2019 by Red MultiSonora

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now